jueves, 2 de septiembre de 2010

Colombia es Pasión y Genocidio: S.O.S. en 12 capítulos

Colombia es Pasión y Genocidio: S.O.S. en 12 capítulos

Por Azalea Robles


1. Colombia es Pasión

La oligarquía colombiana busca tapar sus crímenes; para ello implementa cizaña contra Venezuela y presenta de Colombia una realidad virtual. Adelanta una campaña mediática que mezcla atractivos turísticos (incluyendo la promoción de la sexualidad femenina), atractivos de “seguridad en las inversiones”, y una cínica utilización de folclorismo que adorna el tarjetón promocional: que si un acordeón por aquí, que si una maraca por allá, que si una vendedora de frutas por aquí, que si unos bailarines de Cumbia por allá. Toda la magnífica cultura que ha persistido a masacres y deportaciones, como forma trascendente de gritar resistencia, esa cultura afro descendiente, indígena, mestiza, popular, que siempre ha sido perseguida y deleznada por la oligarquía, hoy es tomada superficialmente por esa misma oligarquía para ser prostituida en la venta de Colombia.

“Colombia es Pasión”, pregona la propaganda del régimen colombiano… y ¡Colombia es Pasión! Grita con desespero la clase media cada día más empobrecida, dirigida a aferrarse a valores patrioteristas, mientras olvidan por un instante el infierno que viven, alzando hacia el manipulador de turno (una estrella Pop mercenaria del régimen, o un politiquero disfrazado con traje típico) sus manos ávidas de algún sedante para la angustia. Las manos están adornadas con pulseritas tricolor: la bandera amarrada a las muñecas, grillete cínico que les impide ver su propia realidad… lo propio del fascismo.

Y sin embargo, pese a que la frase “Colombia es Pasión” sintetiza todo el despliegue de manipulación y chantaje emocional promovido por la oligarquía para tapar sus crímenes, debemos reconocer que sí, que: “Colombia es Pasión”… Claro está, al igual que pasa con la palabra “Paz” la definición de “Pasión” varía según quién la usa…


Colombia es Pasión porque sólo la pasión puede explicar que el pueblo colombiano siga luchando por sobrevivir en medio de un genocidio perpetrado desde hace lustros por las cúpulas del poder. Debe ser pura pasión por la vida la que mueve a millones de seres humanos a tratar de sobrevivir cuando son torturados, asesinados y desaparecidos en proporciones dantescas por el Terrorismo de Estado. Porque el Terrorismo en Colombia está sentado en las instituciones del Estado. Comenzando por el ejército y su extensión: la herramienta paramilitar.

2. Colombia es oscurantismo

El Estado colombiano persigue, encarcela y declara “objetivo militar” a todo aquel que ose adelantar un pensamiento crítico en Colombia. Es la era del oscurantismo. Colombia es el país más peligroso del mundo para ejercer el sindicalismo. Los maestros, estudiantes, periodistas, sociólogos, líderes agrarios, ambientalistas, abundan en las cárceles y en las listas de desaparecidos.

Con la estigmatización del pensamiento crítico el régimen colombiano mantiene encarcelados a 7.500 presos políticos (1), muchos de ellos en condiciones de tortura extrema (OMCT).



3. Colombia es récord en desaparición forzada


Las listas de desaparecidos engrosan cada día más: sólo en los últimos 3 años se han registrado 38.255 desapariciones forzadas (2). La “democracia” genocida de Colombia ha superado, con creces, la escalofriante cantidad de desaparecidos por la dictadura Argentina. El crimen de Estado de la desaparición forzada en Colombia ha rebasado todo lo imaginable; y el mundo no se moviliza intensivamente en solidaridad con el torturado pueblo colombiano… La desaparición forzada es un crimen de Estado que busca acallar al desaparecido a la vez que busca inyectar angustia y terror en los sobrevivientes: persigue la parálisis de la reivindicación social. Es un crimen que afecta al desaparecido (torturado y asesinado) y que afecta a los familiares y a la sociedad en su conjunto, que son privados de un ser humano y de sus ideas. A la sociedad se le manda un mensaje que persiste en el tiempo: “todo aquel que piense, que reivindique será castigado”.

4. Colombia y los hornos crematorios del Terrorismo de Estado

La desaparición forzada cumple una triple funcionalidad: acallar al que reclama justicia social, enviarle un mensaje imperecedero a la sociedad, y reducir las cifras de asesinatos. En Colombia varios jefes Paramilitares han confesado cómo desde los altos mandos militares y políticos era enviada la orden que desaparecieran “de cualquier manera” a las víctimas para no dejar rastros y evitar que las cifras de homicidios crecieran de manera desproporcionada en las zonas urbanas. Varios miembros de la Estrategia paramilitar han confesado que implementaron la utilización de criaderos de caimanes y de hornos crematorios en los que quemaban a las víctimas, a veces vivas: “(…) Lo echaron vivo ahí (…) El horno lo manejaba un señor que le decían ‘funeraria’, creo que se llama Ricardo; dos señores le hacían mantenimiento a las parrillas y a las chimeneas, porque se tapaban con grasa humana”. Confesó un paramilitar (3).

5. Colombia es la monstruosidad de los “falsos positivos

Los falsos positivos son asesinatos de niños y jóvenes por parte del ejército colombiano, para después mediatizar sus cadáveres como “guerrilleros dados de baja en combate”. La directiva presidencial 029 premia a los militares por cadáver presentado. Ya han sido reportados más de 5.000 casos.
Se ha producido un error en este gadget.

fotos de 6 niños y jóvenes asesinados por el ejército colombiano para sus "falsos positivos"

fotos de 6 niños y jóvenes asesinados por el ejército colombiano para sus "falsos positivos"
Difunda esta imagen. Ya la ONU ha reconocido la cifra de al menos 2000 "falsos positivos"

Recent Posts

Diomedes Meneses Torturado: Urge solidaridad internacional activa

Se ha producido un error en este gadget.

Partes ya publicadas del dossier Colombia y sus miles de presos políticos silenciados

El dossier Colombia y sus miles de presos políticos silenciados abarca el contexto de intereses económicos y la represión política correlativa, los montajes judiciales, las condiciones de tortura a las que son sometidos los presos políticos, la invisibilización del drama y lo que su existencia pone de manifiesto. Cada parte ahonda en una temática, constituyendo a la vez un texto autónomo, y un capítulo del Dossier. Las partes ya publicadas del Dossier que consta de 7 partes en su totalidad, son:


Colombia: miles de presos políticos son el rostro de la empatía acribillada

Parte I del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados * Por Azalea Robles La cantidad alarmante de presos políticos pone de manifiesto una situación gravísima de represión contra el pensamiento...






Despojo, empobrecimiento y muerte para beneficio multinacional; la voz disidente es eliminada

Parte II del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados * Por Azalea Robles Es en el contexto de articulación entre el enriquecimiento de unos pocos y la represión contra las mayorías...






Secuestro carcelario, montajes judiciales, ‘cibercafés de la selva’ y persecución política allende las fronteras

Parte III del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados *Por Azalea Robles “Suenan las preguntas, chasquidos en los tímpanos oficiales. Se recuerdan los nombres...






Modelo represivo y alerta humanitaria por Hacinamiento carcelario en Colombia

Parte IV del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados *Por Azalea Robles Hay una utilización sistemática del aparato judicial y del sistema penitenciario como arma de guerra contra amplios sectores de la sociedad....


Tortura en cárceles colombianas: sistematismo e impunidad revelan una lógica de estado

Parte V del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados * Por Azalea Robles “Presos políticos lisiados, paralíticos, ciegos o enfermos son sometidos a la tortura diaria al ser situados en medio...






Parte VI Colombia: Tortura contra familiares de presos políticos es mensaje del terrorismo de Estado

Colombia: Tortura contra familiares de presos políticos es mensaje del terrorismo de Estado

En marzo- abril 2013, será publicada la

última Parte del Dossier, la Parte VII

Falsos Positivos, crimen de Estado

Falsos Positivos, crimen de Estado
clicKEA para ir

VIDEO recomendado de sección Paramilitarismo:Estrategia Estatal y Multinacional

Masacre de Trujillo: 342 personas torturadas desmembradas, y asesinadas por el Estado colombiano En la masacre de Trujillo torturaron y asesinaron los Militares y sus Narco-Paramilitares, las torturas fueron de una sevicia sin nombre, que buscaba inyectar parálisis por el terror en los sobrevivientes y conseguir un desplazamiento masivo de la población sobreviviente. Las masacres en Colombia han sido la manera que ha empleado la oligarquía para generar acumulación de capital en pocas manos... y las masacres continúan ahora, en el 2010, los militares siguen masacrando junto con la Herramienta Paramilitar del Estado y las multinacionales... la Herramienta Paramilitar ha solamente cambiado de nombres...

Dossier: Orígenes y evolución del Paramilitarismo

Dossier: Orígenes y evolución del Paramilitarismo: El segundo capítulo de El Dossier Paramilitar cuenta los orígenes y evolución del paramilitarismo, desde las voces del padre Javier Giraldo, del Cinep, y Federico Andreu, abogado de la Comisión Colombiana de Juristas. Hablan de las alianzas que han permitido la persistencia y fortalecimiento del fenómeno paramilitar, y de las directrices estadounidendes que se plasman en Manuales Militares. Así mismo, cuatro víctimas de masacres paramilitares ocurridas en distintas regiones de Colombia, relatan las atroces masacres perpetradas por el paramilitarismo. El paramilitarismo es herramienta del Gran Capital para provocar masivos desplazamientos poblacionales y "disuadir la reivindicación social" mediante la inyección del terror. Esta herramienta del terror actúa con la plena connivencia y logística estatal, y está planificada en manuales militares. Varias multinacionales también son financiadoras de la herramienta paramilitar.
Se ha producido un error en este gadget.