martes, 14 de diciembre de 2010

Los niños para adopción: ¿productos de exportación de países Saqueados y empobrecidos o seres humanos que debemos proteger?

Los niños para adopción: ¿productos de exportación de países Saqueados y empobrecidos o seres humanos que debemos proteger?
Colombia: Impunidad absoluta para el maltrato infantil (…) Cada día las familias están más empobrecidas por causa del saqueo multinacional y las políticas privatizadoras de un estado que le entrega el país a las multinacionales y al gran latifundio... y por ende cada día habrá más niños entregados en adopciones peligrosas...

Por Azalea Robles
Tres pequeños colombianos de 3, 4 y 9 años, sufren maltratos a manos de sus padres adoptivos de nacionalidad española; hay una evidencia fílmica y sin embargo los maltratadores están libres. Tampoco hubo denuncia por parte de las instituciones diplomáticas; tanto la diplomacia española como la colombiana han guardado silencio ante la evidencia en video de la agresión a un niño de 3 años (1).
Los tres niños fueron entregados por el gobierno colombiano a través del Instituto "Bienestar Familiar”, en Villavicencio, en noviembre 2010. Los padres adoptivos, María Cruz Martín y Francisco Javier Pintado, fueron filmados maltratando a los menores: una cámara de seguridad de un ascensor filma cómo el niño de 3 años recibe golpes por parte del padre adoptivo. A pesar de las pruebas en video, y los testimonios de los niños maltratados, para la justicia colombiana: "no existe prueba de maltrato".

Los niños colombianos ofertados: ¿son parte del botín a saquear?
Los niños de Colombia padecen toda clase de vejámenes: un destino que les garantiza el saqueo multinacional y el correlativo empobrecimiento de Colombia. Los niños son entregados tras someros trámites a familias adoptivas cuya idoneidad no parece ser evaluada lo suficientemente. La institución del gobierno encargada de entregar a los niños en adopción es “Bienestar Familiar” (2); esta institución facilita igualmente licencias privadas para tramitar adopciones (3). Así son ofertados los niños colombianos, cuando no sufren los embates directos del Terrorismo de Estado: como lo sufrieron los niños de 6,9 y 14 años, violados y asesinados por el ejército en Arauca (4), o como los miles de asesinados a manos del ejército para luego disfrazarlos de “guerrilleros caídos en combate”.
Hace poco se publicó el “Informe especial -Los niños y las niñas: otras víctimas de asesinatos por parte del Ejército colombiano”, este informe evidencia el carácter sistemático de las violaciones de DDHH contra los niños por parte del estado colombiano: estas ocurren dentro de una Estrategia Estatal del Terror, y gozan de impunidad (5). Los ‘falsos positivos’ son asesinatos de niños y jóvenes por parte del ejército colombiano, para después mediatizar sus cadáveres como “guerrilleros abatidos en combate”. La directiva 029 premia a los militares por cadáver presentado. El presidente Santos fue ministro de Defensa mientras estas prácticas aumentaron vertiginosamente; han sido reportados miles de casos. (6)

Anualmente, miles de niños colombianos son entregados en adopción; Colombia es uno de los países de mayor origen de niños adoptados en el mundo, y la proporción de niños colombianos adoptados relativa a la población de Colombia lo hace encabezar la lista de países emisores de niños para la adopción internacional. España denota un incremento en adopciones de niños colombianos. Los requisitos para la adopción en Colombia son mínimos. La integridad física y moral de los niños colombianos no está garantizada por las instituciones presupuestadas con dinero público para hacerlo. Este caso es uno entre miles de casos de maltratos y torturas infligidos a niños colombianos entregados a sus verdugos por el gobierno colombiano. La pareja adoptante maltratadora resulta amparada por la impunidad que reina en Colombia: así podrá continuar maltratando niños, y tal vez pueda adoptar niños en otro país para condenar a los pequeños a una vida de torturas.

La impunidad que ha conseguido esta pareja evidencia el carácter entreguista del gobierno colombiano: los maltratadores salen libres por una justicia que se ha burlado de los testimonios de los niños y de una prueba fílmica; la diplomacia colombiana no ha cobijado a los niños. La cancillería colombiana y la diplomacia española han cubierto el crimen por su silencio.
..............

jueves, 11 de noviembre de 2010

Niños violados y asesinados por el ejército colombiano: impunidad para la continuidad de la Estrategia del Terror

Niños violados y asesinados por el ejército colombiano: impunidad para la continuidad de la Estrategia del Terror

Por Azalea Robles

"(...)la masacre de mis tres hijos no la realizó un solo militar, ese crimen lo cometieron varios militares... hay 7 morrales cundidos de sangre, salivas y semen.” Álvaro Torres, padre de los niños.


El 14 de octubre, tres niños, de 6, 9 y 14 años, fueron secuestrados, violados y asesinados por soldados de la Decimoctava Brigada del Ejército colombiano. Este crimen ocurre en Arauca, zona particularmente rica de Colombia, que el Estado ha militarizado intensivamente con el fin de reprimir a la población descontenta del saqueo que perpetran varias multinacionales entre las cuales BP, Repsol, la Occidental Petroleum.

Los cuerpitos torturados de Jefferson Torres, Jimmy Torres y Jenny Torres fueron encontrados en una fosa común. Se ha encontrado sangre en los morrales de 7 de los 60 soldados de esa unidad del ejército, y semen en los cuerpitos acuchillados de los niños. Además al menos 8 militares presentan rasguños.

Se trata de un crimen realizado por unos hombres amparados por la impunidad y la costumbre a las prácticas del Terrorismo de Estado.

Los militares objeto de investigación: el teniente coronel Germán Belarcázar, el teniente coronel James E. Pineda, el mayor J. Alberto Granados, el subteniente Raúl Muñoz Linares, el sargento viceprimero Luis Giovanni Torrijos, y dos Cabos.(1) Pero ya son varios los intentos de la cúpula militar de dejar este crimen totalmente impune. Cabe recordar que la impunidad es parte del mecanismo del Terrorismo de Estado y por tanto son escasísimos los militares condenados en Colombia, y los pocos que han sido condenados lo son como “individuos descarriados”: señalados de “manzanas podridas dentro de la entidad militar”. Centenares de miles de víctimas esperan aún la condena a la entidad militar por sus Estrategias de Terrorismo de Estado.

La impunidad garantiza la continuidad de la Estrategia de Terrorismo de Estado

Es bajo la impunidad que la institución militar podrá seguir perpetrando la guerra sucia; por ello la cúpula militar incurre en declaraciones aberrantes: El general Navas indicó que el subteniente Raúl Muñoz habría cometido violaciones el 2 y 14 de octubre, pero que, según su confesión, “las dos relaciones fueron consentidas por las niñas”. El  comandante del Ejército dijo que: “Todavía no hay un hecho que nos haga pensar sobre la responsabilidad directa”. (2)
La violación y asesinato de los niños ocurrió a 254 metros del campamento militar, y matar a los niños y cavar los huecos requiere tiempo y control del área, por lo cual la versión de las “manzanas podridas en el ejército” es inverosímil. (3)

Álvaro Torres, el papá de los tres niños, reclama justicia: "(...)la masacre de mis tres hijos no la realizó un solo militar, ese crimen lo cometieron varios militares... hay 7 morrales cundidos de sangre, salivas y semen… el delincuente Raúl Muñoz dice que él hizo uso de las dos niñas: de la de 13 años y de la hijita mía, pero ‘porque ellas aceptaron’… yo les pregunto a los señores de la fiscalía y a los militares, si sería que ella entonces estaría de acuerdo que la asesinaran a ella  y a sus dos hermanitos, que eran mis queridos hijitos?" (4) 

Pero pese a las evidencias, las instituciones pretenden hacer recaer toda la responsabilidad sobre un solo militar… Los mass-media, afectos al régimen militarista que gobierna Colombia, implementan la desinformación:

martes, 2 de noviembre de 2010

Qué es el Terrorismo de Estado en Colombia: Recuadro de datos

Qué es el Terrorismo de Estado en Colombia: Recuadro de datos

Por Azalea Robles

Saquear, eliminar el descontento, y seguir saqueando.

Para entender la realidad colombiana, muy falsimediatizada, hay que entender dos premisas fundamentales: por un lado una realidad de profunda inequidad social, y correlativamente a ella, conocer de qué manera la respuesta estatal ante las reivindicaciones populares es de terror. La historia de Colombia está definida por el Saqueo de sus recursos: por el Terrorismo de Estado para mantener un status quo de injusticia social. El Estado colombiano facilita el Saqueo de los recursos naturales y humanos de Colombia: es el garante de los intereses de las multinacionales y de la oligarquía. Por ello es asesinado todo aquel que reivindique por justicia social, y son arrasadas poblaciones enteras con la finalidad de vaciar los terrenos de alto interés económico: eliminación sistemática de la reivindicación social, política, económica, ecológica…

Una situación dramática que los mass-media ocultan o falsimediatizan sistemáticamente. Ahora la falsimedia pretende hacer creer que el gobierno de Santos es más moderado, pero nada más lejos de la realidad, sólo 2 datos: en los 75 primeros días de su mandato han sido asesinados 22 defensores derechos humanos (1), y han sido violados y asesinados 3 niños por el ejército, en lo que se inscribe dentro de las prácticas del Terrorismo de Estado (2). El exterminio contra la oposición, el guerrerismo y el empobrecimiento continúan intensificandose con Santos, como lo demuestran los bombardeos descomunales, las desapariciones forzadas, los encarcelamientos políticos y las Leyes lesivas que auspician más privatización y desplazamientos masivos de poblaciones, como es el caso de la “Ley de Tierras”, presentada como La panacea por los medios y que sin embargo es: "una ley inconsulta que pone vidas en riesgo y legaliza el despojo"(3)

jueves, 21 de octubre de 2010

Colombia: De las fosas comunes a la consolidación del gran capital; Ley de Tierras de Santos

Colombia: De las fosas comunes a la consolidación del gran capital; Ley de Tierras de Santos

Por Azalea Robles


En los Hornos crematorios, los criaderos de caimanes y las fosas desaparecieron a muchas víctimas de la contra-reforma agraria en Colombia” Sobreviviente.

"Hay que promover la movilidad de los derechos de propiedad" Banco Mundial.

Lo que busca la Ley de Tierras de Santos es legalizar el despojo de las tierras. Es la consolidación de la contra-reforma agraria.

Los millones de hectáreas de tierras robadas a las víctimas y desplazados por el Terrorismo de Estado en Colombia, están a punto de ser legalizados a manos del gran capital, mediante una maroma leguleya muy astuta del actual gobierno de Juan Manuel Santos.

El presidente Uribe se lamentaba por no poder montar haciendas en los llanos orientales de 45.000 hectáreas: se quejaba de no poder eliminar la UAF, que es una medida relativamente pequeña de tierra, y que le estorbaba decía el doctor Uribe (…) En el artículo 69 se dice que se desmontará a UAF(… )era de lo que se lamentaba Uribe…” J.E.Robledo



Desde la posesión del nuevo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dueño de los principales mass-media y gran latifundista, hemos asistido una gran operación mediática que busca presentar “diferencias” entre la administración de Santos y la administración de Uribe. La administración de Uribe quedó públicamente evidenciada como una administración llena de paramilitarismo, de tortura, de violaciones a los derechos humanos… Y la estrategia es hacer creer que Santos se desmarca de esos niveles de barbarie: algo que pretenden lograr con el monopolio de los mass-media. Sin embargo cabe recordar que Santos fue ministro de defensa de Uribe, y responsable de los mal llamados “falsos positivos” (1): ejecuciones extrajudiciales prácticadas por el ejército de Colombia. Los militares raptan a jóvenes, los disfrazan de guerrilleros y los asesinan, luego los presentan como “guerrilleros dados de baja en combate”. Este crimen lo ejecutan los militares para “mostrar resultados” en su guerra anti-insurgente, y también para asesinar a los civiles que “incomodan” (léase sindicalistas, maestros, líderes campesinos, etc…). Los mass-media se encargan de difundir la mentira, ya que en Colombia los medios de difusión masiva dan por cierto lo que les dicen sus fuentes militares… La mediatización de los muertos que son supuestos guerrilleros es macabra: muestran cuerpos alineados, semidesnudos, tirados en el suelo… de esta forma se moldea a la opinión pública en la deshumanización de los guerrilleros. La directiva 029 del ministerio de defensa impulsa los “falsos positivos” al estimular a los militares a “presentar cadáveres”, ya que reciben prebendas económicas o permisos por cadáveres presentados.
Las organizaciones de víctimas denuncian más de 5000 casos de “Falsos positivos”, la Fiscalía está investigando unas 2.000 ejecuciones extrajudiciales cometidas directamente por miembros de las fuerzas de seguridad del Estado colombiano, pero reina la impunidad. Los “Falsos positivos” son crímenes de Lesa humanidad, y evidencian hasta qué punto los montajes, las mentiras y los crímenes integran el Estado colombiano, que entra en la categoría conceptual de Estado Terrorista (ver recuadro anexo al texto). Es una triste y verificable evidencia, aunque el grado de horror la haga parecer inverosímil; la ONU y otros organismos saben de estas prácticas y siguen complacientes con el Estado colombiano.
Los falsos positivos son asesinatos reales que sirven para crear realidad virtual… los mass-media tienen un rol particularmente bélico en Colombia, al actuar como legitimantes de un régimen genocida, llegando al punto de ocultar fosas comunes gigantescas, como lo han tratado de hacer con la mayor fosa común del continente americano (2), ubicada detrás de la base militar de la Fuerza Omega en la Macarena, Meta, que contiene al menos 2000 cadáveres, y que ha sido denunciada por observadores internacionales, ong´s de Derechos Humanos, y por familiares de víctimas de desaparecidos… Los Mass-media ocultan los crímenes del Estado colombiano, y se prestan para todos los montajes que preconicen los militares, como la mediatización de muertos campesinos disfrazados de guerrilleros.
La construcción de una realidad virtual, que opera como una escenografía que tapa la realidad objetiva, es un componente fundamental de la guerra en Colombia. Y en este texto queremos tratar una falsimedia clave, ya que busca engañar acerca de una de las cuestiones más fundamentales de la iniquidad y la guerra en Colombia: la cuestión de la tierra.
Para limpiar la imagen del gobierno de Santos los mass-media buscan hacer creer en Colombia y el mundo, que Santos “devolverá la tierra a los desplazados” y “operará una reforma agraria”… nada más alejado de la realidad, aunque las apariencias se basen en andamios puestos ad-hoc para basar la propaganda. El argumento de este gobierno, de “la reparación a las víctimas”, a las que dice que se les devolvería las tierras usurpadas ha sido denunciado como una utilización cínica de los desplazados, por organizaciones de víctimas como el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado, y por opositores como el senador Robledo. (3)

Concretamente lo que busca la Ley de Tierras de Santos es legalizar el despojo de las tierras. Es la consolidación de la contra-reforma agraria.

Los millones de hectáreas de tierras robadas a las víctimas y desplazados por el Terrorismo de Estado en Colombia, están a punto de ser legalizados a manos del gran capital, mediante una maroma leguleya muy astuta del actual gobierno de Juan Manuel Santos.


jueves, 2 de septiembre de 2010

Colombia es Pasión y Genocidio: S.O.S. en 12 capítulos

Colombia es Pasión y Genocidio: S.O.S. en 12 capítulos

Por Azalea Robles


1. Colombia es Pasión

La oligarquía colombiana busca tapar sus crímenes; para ello implementa cizaña contra Venezuela y presenta de Colombia una realidad virtual. Adelanta una campaña mediática que mezcla atractivos turísticos (incluyendo la promoción de la sexualidad femenina), atractivos de “seguridad en las inversiones”, y una cínica utilización de folclorismo que adorna el tarjetón promocional: que si un acordeón por aquí, que si una maraca por allá, que si una vendedora de frutas por aquí, que si unos bailarines de Cumbia por allá. Toda la magnífica cultura que ha persistido a masacres y deportaciones, como forma trascendente de gritar resistencia, esa cultura afro descendiente, indígena, mestiza, popular, que siempre ha sido perseguida y deleznada por la oligarquía, hoy es tomada superficialmente por esa misma oligarquía para ser prostituida en la venta de Colombia.

“Colombia es Pasión”, pregona la propaganda del régimen colombiano… y ¡Colombia es Pasión! Grita con desespero la clase media cada día más empobrecida, dirigida a aferrarse a valores patrioteristas, mientras olvidan por un instante el infierno que viven, alzando hacia el manipulador de turno (una estrella Pop mercenaria del régimen, o un politiquero disfrazado con traje típico) sus manos ávidas de algún sedante para la angustia. Las manos están adornadas con pulseritas tricolor: la bandera amarrada a las muñecas, grillete cínico que les impide ver su propia realidad… lo propio del fascismo.

Y sin embargo, pese a que la frase “Colombia es Pasión” sintetiza todo el despliegue de manipulación y chantaje emocional promovido por la oligarquía para tapar sus crímenes, debemos reconocer que sí, que: “Colombia es Pasión”… Claro está, al igual que pasa con la palabra “Paz” la definición de “Pasión” varía según quién la usa…


Colombia es Pasión porque sólo la pasión puede explicar que el pueblo colombiano siga luchando por sobrevivir en medio de un genocidio perpetrado desde hace lustros por las cúpulas del poder. Debe ser pura pasión por la vida la que mueve a millones de seres humanos a tratar de sobrevivir cuando son torturados, asesinados y desaparecidos en proporciones dantescas por el Terrorismo de Estado. Porque el Terrorismo en Colombia está sentado en las instituciones del Estado. Comenzando por el ejército y su extensión: la herramienta paramilitar.

2. Colombia es oscurantismo

El Estado colombiano persigue, encarcela y declara “objetivo militar” a todo aquel que ose adelantar un pensamiento crítico en Colombia. Es la era del oscurantismo. Colombia es el país más peligroso del mundo para ejercer el sindicalismo. Los maestros, estudiantes, periodistas, sociólogos, líderes agrarios, ambientalistas, abundan en las cárceles y en las listas de desaparecidos.

Con la estigmatización del pensamiento crítico el régimen colombiano mantiene encarcelados a 7.500 presos políticos (1), muchos de ellos en condiciones de tortura extrema (OMCT).



3. Colombia es récord en desaparición forzada


Las listas de desaparecidos engrosan cada día más: sólo en los últimos 3 años se han registrado 38.255 desapariciones forzadas (2). La “democracia” genocida de Colombia ha superado, con creces, la escalofriante cantidad de desaparecidos por la dictadura Argentina. El crimen de Estado de la desaparición forzada en Colombia ha rebasado todo lo imaginable; y el mundo no se moviliza intensivamente en solidaridad con el torturado pueblo colombiano… La desaparición forzada es un crimen de Estado que busca acallar al desaparecido a la vez que busca inyectar angustia y terror en los sobrevivientes: persigue la parálisis de la reivindicación social. Es un crimen que afecta al desaparecido (torturado y asesinado) y que afecta a los familiares y a la sociedad en su conjunto, que son privados de un ser humano y de sus ideas. A la sociedad se le manda un mensaje que persiste en el tiempo: “todo aquel que piense, que reivindique será castigado”.

4. Colombia y los hornos crematorios del Terrorismo de Estado

La desaparición forzada cumple una triple funcionalidad: acallar al que reclama justicia social, enviarle un mensaje imperecedero a la sociedad, y reducir las cifras de asesinatos. En Colombia varios jefes Paramilitares han confesado cómo desde los altos mandos militares y políticos era enviada la orden que desaparecieran “de cualquier manera” a las víctimas para no dejar rastros y evitar que las cifras de homicidios crecieran de manera desproporcionada en las zonas urbanas. Varios miembros de la Estrategia paramilitar han confesado que implementaron la utilización de criaderos de caimanes y de hornos crematorios en los que quemaban a las víctimas, a veces vivas: “(…) Lo echaron vivo ahí (…) El horno lo manejaba un señor que le decían ‘funeraria’, creo que se llama Ricardo; dos señores le hacían mantenimiento a las parrillas y a las chimeneas, porque se tapaban con grasa humana”. Confesó un paramilitar (3).

5. Colombia es la monstruosidad de los “falsos positivos

Los falsos positivos son asesinatos de niños y jóvenes por parte del ejército colombiano, para después mediatizar sus cadáveres como “guerrilleros dados de baja en combate”. La directiva presidencial 029 premia a los militares por cadáver presentado. Ya han sido reportados más de 5.000 casos.

martes, 25 de mayo de 2010

“Elecciones” en Colombia, función: Legitimar el Horror


Elecciones” en Colombia, función: Legitimar el Horror

Por Azalea Robles

“Son conocidos los mecanismos de La Estafa, pero por el autismo generalizado de una sociedad fascistizada mediante el genocidio y bombardeada mediáticamente, La Estafa sigue en pie… En Colombia actualmente hay una pugna entre, por un lado, una sociedad fascistizada disfrazada de legalidad, amparada en la desarticulación del sistema educativo y la precariedad social generalizada; y por otro lado las conciencias persistentes.”

“El simulacro de “elecciones” tiene una funcionalidad muy precisa: legitimar un régimen genocida, cuyo aparato de defensa del Status Quo de iniquidad seguirá intacto, pero con renovada fachada.”

Pronto le van a asestar al pueblo colombiano otro golpe grandioso de propaganda: a saber hacerle creer que va a “elegir” a un presidente, cuando el aparato político está amarrado mediante mecanismos innegables que desglosaré a continuación: 5 mecanismos para amarrar las “elecciones” formales a una No-elección real, y de perpetuar en el poder político a candidatos que aseguren la continuidad del Status Quo de desigualdad social y su corolario de represión genocida.

1.    Genocidio político, exterminio físico.

El genocidio de los movimientos políticos que han reclamado realmente cambios estructurales que hubieran podido modificar la dramática situación de iniquidad en Colombia, madrastra de todos los males, determina de forma fundamental el “panorama electoral”.
El caso de la Unión Patriótica (1) es ilustrativo de la falta de garantías de vida para el ejercicio de la política electoral en Colombia: 5000 militantes asesinados, entre ellos 2 candidatos presidenciales. La Unión Patriótica fue un partido político de izquierda, creado tras unos acuerdos de paz entre el gobierno de Belisario Betancur y las FARC en 1985: una propuesta política legal de varios actores sociales, entre ellos las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), El Partido Comunista Colombiano, otros movimientos sociales como la Coordinadora Obrera Campesina, Sindicatos, asociaciones campesinas, y personas de otros sectores. El partido agrupaba a mujeres y hombres que tenían en común la reivindicación por la justicia social.

La Unión Patriótica, pese a no contar con las millonarias campañas de los partidos tradicionales, logró gran simpatía y votación en la población colombiana, ya que su programa respondía a necesidades objetivas de la población, pues proponía las reformas estructurales necesarias a la consecución de la Justicia social, y por consiguiente la Paz con cimientos profundos. La UP logró sus mayores votaciones en las regiones del Nordeste, Bajo Cauca, Magdalena Medio, Urabá, Chocó, Arauca y Área Metropolitana de Medellín: todas regiones que serían arrasadas por el ejército y la Herramienta paramilitar en los años siguientes. Dos candidatos presidenciales, 8 congresistas, 13 diputados, 70 concejales, 11 alcaldes y miles de sus militantes fueron asesinados por las fuerzas del Estado colombiano. Ante el Exterminio, muchos militantes huyeron al exilio para preservar su vida, y otros ingresaron a la guerrilla, como fue el caso de Mariana Páez, de Iván Ríos o de Simón Trinidad.
La Unión Patriótica no alcanzó a incidir de forma efectiva en cambios políticos, pues fue exterminada por el Estado colombiano, quien asesinó, mediante su herramienta paramilitar, sus policías y militares a más de 5.000 militantes. Muchos guerrilleros que habían depuesto las armas para entrar en la vida política-legal fueron masacrados por el Estado, así como innumerables militantes de la UP que no provenían de la guerrilla. En 1993 se interpuso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una demanda contra el Estado colombiano por genocidio contra la UP. El plan del Estado y de la CIA para exterminar a la UP, se denominó “Baile Rojo” (2).

El asesinato sistemático de sindicalistas es otra muestra de la arremetida contra el diálogo social y la posibilidad de hacer política en Colombia: Colombia es el país del mundo más peligroso para ejercer el sindicalismo. Miles de militantes del partido comunista han sido asesinados para impedir que hicieran política, que cambiaran las cosas mediante la argumentación y las ideas;  los asesinatos nunca han cesado, incluso han sido asesinados recientemente militantes del Polo que sí propugnaban cambios sustanciales. El Polo es una mezcla entre gente con conciencia social y humana en las bases, y politiqueros en la cúpula, salvo contadas excepciones como Robledo y otros más. Un partido que pretende ser de izquierda en el contexto colombiano: es decir un partido surrealista. Un partido que se mueve en las líneas permitidas por un régimen genocida: un conglomerado que oscila entre propuestas sociales, reclamadas por el ala izquierda en el interior del Polo, y a la vez un alineamiento con políticas de derecha. Lamentablemente las personas del Polo más consecuentes con un verdadero cambio social, son víctimas de una persecución intensiva por parte del Estado.

El genocidio político ha configurado un panorama político totalmente falseado en Colombia: la derecha es fieramente fascista, y lo que se reclama de “izquierda” está bastante a la derecha, con un fascismo y clasismo igualmente enquistado, pero con apariencia menos fiera.
Al haber sido asesinados sistemáticamente todos aquellos que reclamaban y proponían cambios en la relación de desigualdad social, y haber inyectado pavor en los sobrevivientes, los comanditarios del aparato represivo y genocida han logrado obtener una pantomima de elecciones, una pantomima de partidos, pero con la garantía de que ninguno representa un peligro real al Status Quo de injusticia social.

2.    Reflejo de Pavlov y fascistización social.
El genocidio político, el asesinato sistemático del que reclama contra la desigualdad social, del que reclama los únicos cambios que verdaderamente podrían tener una incidencia en el bienestar de la población, han inyectado un pánico social que ha paralizado a muchos en sus reivindicaciones: un pánico al estilo Reflejo de Pavlov que relaciona la reivindicación social con el castigo que se le ha dado desde los aparatos represivos: la muerte, la tortura, la desaparición, el encarcelamiento.
La normalización del castigo a los “rojos”, o a los que busquen más equidad y menos desigualdad social, ha fascistizado la sociedad en su conjunto.
Así han operado el Exterminio de las ideas. Tras décadas de genocidio político sólo hace falta accionar la palanca del miedo. Accionar esa palanca, accionar el Reflejo de Pavlov le garantiza a la gran oligarquía, a los señores del país, que son en realidad los verdaderos “señores de la guerra”, que todos los candidatos funcionen cómo obedientes marionetas, cuyas propuestas y planteamientos nunca hagan peligrar sus intereses económicos, y que por consiguiente mantengan la situación de expolio y de empobrecimiento contra las mayorías.
Claramente se ve en estas elecciones que todos los candidatos piensan darle continuidad a la guerra, darle continuidad a ese expolio que son los impuestos para la guerra, darle continuidad a la represión, darle continuidad a las privatizaciones en todos los ámbitos: salud, educación, servicios, agua, etc… Darle continuidad al no diálogo con la insurgencia, darle continuidad  al agro industrial, a la minería, a las bases militares USA. Darle continuidad al Aparato de saqueo, que conlleva intrínsecas las correlaciones entre enriquecimiento para pocos y zozobra y muerte para las mayorías.
Ya nadie, en el escenario de elecciones, osa adentrarse en el terreno de tratar con claridad las evidentes correlaciones que desangran a Colombia:
Ø  enriquecimiento para pocos correlativo a saqueo y empobrecimiento para las mayorías.

Ø  La represión es correlativa al expolio. Represión contra la reivindicación de justicia social y demonización de las protestas sociales. Desapariciones, asesinatos, montajes judiciales.

Ø  El desplazamiento masivo de poblaciones es correlativo a un plan de saqueo: 4,5 millones de personas han sido desplazadas en Colombia. Para ello se implementa el horror: Asesinatos, bombardeos, fumigaciones, Estrategia Paramilitar.

Ø  A todo lo anterior son correlativas dos realidades: la resistencia popular, y en el lado opuesto la voluntad de negar dicha resistencia. Ignorar el descontento social, negar la guerra y sus raíces, pretender exterminar con un baño de sangre a las guerrillas, son una continuidad.

Ø  Ante el descontento social se implementa un correlativo aumento de las fuerzas represivas del Estado: el ejército colombiano es descomunal, el mayor del continente después del de Estados Unidos, y se le suma la Estrategia paramilitar. El Aparato represivo requiere sin cesar nuevos soldados; y merced al empobrecimiento generalizado, encuentra en la juventud desposeída de sus derechos de acceso a la educación, a la vivienda, a la salud, una cantera de carne de cañón, sin cesar renovada. Sin la Libreta Militar un joven en Colombia no puede graduarse, ni trabajar; y los jóvenes son sin cesar casados mediante redadas para ser enrolados en el ejército; también se ejerce sobre ellos un chantaje abyecto: al acceder a ser soldados pueden recibir algunas migajas de lo que deberían ser sus derechos (becas, operaciones médicas para un familiar…). Se les ofrece algo de sus derechos robados  a cambio de sus vidas, ofertadas para proteger el botín de los ladrones. Recuerdo el comentario que en una ocasión me hizo un joven de un barrio marginalizado: que su futuro era semejante a una morcilla… densos coágulos y amasijo de sangre que otros se comerán con deleite.

Ø  Al empobrecimiento generalizado y a la estructura paramilitar adelantada por los aparatos del Estado es correlativa la desintegración social en grados alarmantes. Sin embargo la constante es empujar a la indigencia y al sicariato a millones de niños y seguir negando la evidencia de que la raíz de la violencia y del conflicto social generalizado es el empobrecimiento.

Es obvio que se ha operado el exterminio de las ideas, porque pretender la continuidad de un Aparato de moler vidas tan horrendo, es de ciegos y sordos obedientes a un puñado de enriquecidos.
Es que son muchos los asesinados y desaparecidos: 250.000 desaparecidos (3), otro tanto asesinados, dejan una huella de miedo innegable.

martes, 18 de mayo de 2010

Las Damas de Blanco y las Madres de Soacha. Cuba, Colombia: comparaciones que gritan Verdad


Las Damas de Blanco y las Madres de Soacha.  
Cuba, Colombia: comparaciones que gritan Verdad.

Por Azalea Robles

·                    Capitulo 1. Elegancia, caminatas, y cámaras

Las Damas de Banco se visten de blanco y muy elegantes llevan flores, y caminan en protesta de un malvado gobierno y sistema social que le garantiza a toda la población de Cuba el acceso a la vivienda, a la educación gratuita, a la salud gratuita, a la salubridad urbana y rural, a la cultura, al desarrollo humano, intelectual y artístico pleno de cada persona; ya que el malvado sistema cubano estima que la salud, la vivienda, la educación, la cultura y la sanidad  no son un lujo o una mercancía, sino un derecho humano de todas y todos. Las Damas de Blanco caminan siempre muy elegantes, porque saben que las cámaras y espacios mediáticos mundiales van a captar y difundir cada una de sus marchas, cada uno de sus pasos.
Las Madres de Soacha no se visten de blanco, se visten con ropas variopintas y a veces dispares, remendadas y lavadas a mano en el agua gélida de un grifo popular, ya que muchas de ellas no tienen agua en sus casuchas de madera, plásticos y zinc. Las Madres de Soacha también caminan, pero no sólo en el sitio en que las cámaras internacionales las van a captar, como lo hacen las Damas de Blanco; de hecho las cámaras internacionales no suelen captar a las Madres de Soacha…
*****
Las Madres de Soacha sortean miles de preocupaciones básicas mientras llevan en el alma y en el llanto el recuerdo de sus hijos: caminan kilómetros y kilómetros al día, para ir a ofertar su fuerza de trabajo en casas de ricos, como “empleadas de servicio” a cambio de míseras sumas y de esas ropas variopintas y gastadas que tienen el mal gusto de ponerse. Caminan kilómetros a diario ya que muchas de ellas viven en zonas a las que no llega el transporte público, y menos se “atreve” a llegar un taxi, debido a la inseguridad que causan las condiciones paupérrimas del lugar en el que habitan.
Las Damas de Blanco no se preocupan por los básicos de la supervivencia cotidiana, ellas están a otro nivel, más filosófico; no se preocupan por su vivienda, ya que en Cuba la vivienda es un derecho básico que cada cual tiene, y no una mercancía, con lo cual ellas no conocen la preocupación del alquiler, el desahucio, los cortes de luz por impago, y todas esas preocupaciones terrenales que las alejarían de la escenificación y  brillo que les corresponden, y de la difusión de la “necesidad de establecer en Cuba la Libertad”;  la libertad de comprar como en Miami, y de morirse por falta de diálisis, como en Miami. 
*****

·         Capitulo 2. Hijos, comodidad y riesgos
Las Madres de Soacha han criado a sus hijos milagrosamente: solas, sin ayuda del estado, sin guarderías infantiles, sin salubridad, viviendo en medio de cloacas, y en casuchas que pueden caerse de la loma a la primera lluvia… Siempre nerviosas por el niño o la niña mientras iban a trabajar; algunas debiendo optar por dejarlos solitos con escasos 3 o 4 años de edad, a la merced de los accidentes mortales del hogar. Las Madres de Soacha han criado a sus hijos haciendo equilibrismo entre el agua con sal, el agua con azúcar, y el indispensable par de zapatos para el hijo al momento de mandarlo a la escuelita, si es que había alguna no muy lejos, cuya cuota de inscripción fuera accesible. Muchas han conocido desplazamientos forzados, en el segundo país con más desplazados del mundo… (1) En Colombia hay más de 4,5 millones de personas despojadas y desplazadas de sus tierras y hogares mediante el terror para beneficio de la oligarquía colombiana y de las multinacionales del agro-industrial o de la extracción.
Las Damas de Blanco han criado a sus hijos con todas las necesidades cubiertas, y además con acceso a la cultura, a los deportes y a una sociedad sana. Nunca se han preocupado por el asunto de las guarderías infantiles, ya que en Cuba las guarderías infantiles son un derecho básico, y las hay en todos los barrios. Nunca se han preocupado de accidentes de sus niños obligados a estar solos en el hogar… Nunca se han preocupado de deslaves, e incluso en las catástrofes naturales, como los ciclones que azotan periódicamente a Cuba, han gozado de un eficaz plan de evacuación, de asistencia social, de salubridad, que hace que Cuba, gracias a su sistema,  sea el único país de la región en el que esos ciclones no dejan centenares o miles de muertos, como sí es el caso en Haití, Republica Dominicana, Honduras, USA (Nueva Orleans), Nicaragua, etc.…
Las Damas de Blanco nunca se han preocupado por la insalubridad, ya que en Cuba la salubridad es un básico resuelto en el que la desarrollada medicina preventiva cubana pone mucho énfasis.        
*****
·         Capitulo 3. Libertad

Las Damas de Blanco claman “Libertad y Justicia”, según unos conceptos que estipulan que la Libertad es la libertad a la propiedad privada, y la “Justicia” significa que ellas, sus allegados y sus familiares puedan poner bombas en hoteles o cines de Cuba, puedan delinquir y asesinar, pagados por la CIA, y que se les aplique la “justicia” de dejarlos en libertad (2).
Las Madres de Soacha y las madres de los 7.500 presos políticos en Colombia claman “Justicia y Libertad”. Las madres de Soacha piden que no haya impunidad para militares, generales y planificadores de algo llamado “falsos positivos” (3); las madres de los presos políticos en Colombia piden la Libertad de sus hijas e hijos, encarcelados bajo montajes judiciales (4), (5): estudiantes, sindicalistas, campesinos, indígenas, afro descendientes, líderes feministas, sociólogos, maestros, algunos condenados a penas que rondan los 40 años de cárcel, por su pensamiento crítico y reivindicación social. 
*****
·         Capitulo 4. Sobrevivientes

Muchas de Las Madres de Soacha son sobrevivientes de  las masacres perpetradas por la Herramienta paramilitar y militar del estado colombiano y de las multinacionales (6); masacres perpetradas para desalojar a campesinos, indígenas y afro descendientes.  Con estos traumas sicológicos a cuestas viven en Bogotá, o más bien en sus barrios periféricos, aquellos reservados a los más empobrecidos, como lo es Soacha. Sus rostros envejecidos por el terror y la miseria son marginados de difusión mediática: mujeres valientes, golpeadas, avanzan invisibles en el trasegar de los pueblos.
Las Damas de Blanco llegan a sus casas, después de una marcha, como “sobrevivientes”… sobrevivientes al calor habanero multiplicado por las cámaras múltiples, e intensificado por la multitud que siempre se aglutina en torno a ellas cuando salen a hacer sus mediatizadas marchas: con el fin de abuchearlas, no de aplaudirlas (7). La multitud les grita que el pueblo cubano no se cree sus mentiras, que no alienten las políticas del bloqueo genocida de USA contra Cuba… Las Damas de Blanco, visiblemente desacreditadas por la pasión con la que el pueblo cubano sale a las calles a recriminarles su mercenariato, caminan disgustadas por lo que ellas más tarde llamarán ante los mass-media mundiales: “el lavado de cerebro castrista”, pues ellas no pueden entender que el pueblo cubano prefiera defender a Cuba revolucionaria y no caer en un sistema de privilegios para pocos y exclusiones correlativas para las mayorías, como lo es el capitalismo. No obstante el ostensible repudio popular que suscitan las Damas de Blanco en Cuba, los mass-media ocultan y deforman sin cesar la realidad. Las arregladas caras de las Damas de Blanco, ofuscadas por el oprobio de no poder hacer de Cuba un país capitalista, llenan las pantallas del mundo entero.

*****
·         Capitulo 5. Traumas

Las Madres de Soacha viven cotidianamente con imágenes de horror estampadas en el alma: imágenes de las masacres con moto-sierra que acabaron con la vida de sus familiares; las imágenes del horror inyectado por la Estrategia paramilitar del estado colombiano y sus militares (8)… Estas Madres deben acostarse y levantarse cada día, y avanzar sorteando el miedo y la angustia, con un corazón de praderas irreales. Estas Madres han sobrevivido sin embargo a las masacres,  y han “echa´o pa´lante” para la ciudad a criar a sus hijos…
 Las Damas de Blanco viven cotidianamente traumatizadas por “la dictadura castrista” que les impide acumular tierras y lujos, que les impide desposeer a otros cubanos, para tener sobre ellos un privilegio feudal. Con estos traumas sicológicos a cuestas viven las Damas de Blanco, como habaneras en La Habana… o mejor dicho viven en la Habana como estadounidenses-habaneras, ya que gozan de una paga en dólares suministrada por la “Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba”. Se duermen y se despiertan con la omnipresencia de las imágenes de los grandes shopping-centers de Miami, en el alma, estilizada y plastificada; siempre listas para influenciar a sus hijos y a otros jóvenes con la propaganda de “lo maravilloso que es vivir en el capitalismo”, al que ellas llaman “Mundo Libre”.

*****
·         Capitulo 6. En la Guerra mediática unas apuñalan y otras son apuñaladas
Entre lo superfluo “útil” sobre-mediatizado y lo macabro “útil” escondido… 35 000 niños muriendo por causas evitables cada día son un “detalle”; la parábola de la uña rota frente al hospital devastado…

Las Damas de Blanco apuñalan propaganda; son parte de una maquinaria de guerra mediática  adelantada por la ex oligarquía que había en Cuba antes de la revolución y por el gran capital transnacional. La propaganda inyectada a través de los mass-media mundiales y los grupúsculos financiados en Cuba por la CIA, busca acabar con la revolución cubana, preparando internacionalmente una matriz de opinión en la que se presenta a Cuba como un sistema nefasto, lleno de pobreza e injusticia, y a su gobierno como un régimen despótico. En Cuba, esta propaganda busca convencer de “las maravillas del capitalismo”, obviando que en el “Mundo Libre”  cada 7 segundos muere de hambre un niño de menos de diez años. Ninguno en Cuba.

En el “mundo Libre”, 200 millones de niños viven y duermen en las calles; ninguno en Cuba.

1.020 millones de personas sufren de malnutrición crónica en el mundo (FAO) (9). Ninguna de ellas es cubana.


Cada día mueren en el mundo por causas totalmente evitables unos 35 000 niños (10), ninguno de ellos en Cuba. Cuba, a pesar de ser un país bloqueado, posee índices de salud iguales a los del “primer mundo” (“una tasa de mortalidad infantil de 4,7 por cada mil nacidos vivos y 26 de los 169 municipios cubanos presentan mortalidad cero» (UNICEF))… esto porque hay voluntad, decisión política, y sobre todo porque el sistema cubano no permite la libertad de acumular y capitalizar en grandes monopolios. Es esta capitalización la que excluye a las mayorías del acceso a suplir sus necesidades más vitales, como pasa en el “Mundo Libre”.

En América Latina y el Caribe hay 228 millones de pobres, 102 millones de indigentes, o sea el 42% de la población en la pobreza y el 20% en total indigencia. Ninguno de ellos es cubano. (CEPAL). (11)
En América Latina mueren decenas de miles de personas, cada año, por falta de atención médica; salvo en Cuba: Cuba es el país del mundo que tiene la más alta cifra de médicos por habitante, y la medicina en Cuba no es una mercancía, sino un derecho humano.
Actualmente mueren casi dos millones de niños al año en el mundo, sólo por falta de agua potable y saneamiento adecuado… Ninguno de ellos en Cuba. (12)
Pero las Damas de Blanco, muy a la par de los Menticientes de Miami, no toman en cuenta estas cifras, estos “detalles” acerca de la vida y la muerte de millones de personas; ellas tienen una jugada política que hacer, y es para lo cual les pagan. Una jugada política amplificada por los mass-media de propiedad de los mismos que las financian, para que funjan de “víctimas” del único sistema social que antepone el beneficio del ser humano al del gran capital. Sus financistas, acumuladores de riquezas y de patrañas, tienen en las Damas de Blanco y en demás grupúsculos desprovistos de ética, la base idónea para sus montajes mediáticos.

Las Madres de Soacha fueron apuñaladas por la propaganda; han sido molidas por la perversión de una maquinaria de guerra adelantada por la oligarquía colombiana y el gran capital transnacional. La propaganda inyectada mediante los mass-media busca presentar una realidad virtual de Colombia que no corresponde con la realidad objetiva, creando internacionalmente una matriz de opinión en la que se presenta al Estado colombiano como un Estado “desbordado” entre “bandas de extrema izquierda y bandas de extrema derecha”: tapando la realidad de que el Estado colombiano es un Estado-instrumento de la oligarquía colombiana y de las multinacionales para viabilizar el saqueo de los recursos, acallando mediante la represión atroz toda reivindicación social. La propaganda busca ocultar que es en ese este marco de Terrorismo de Estado al servicio del gran capital, que se desarrolla la Estrategia paramilitar.
La propaganda busca presentar a la Estrategia Paramilitar del Estado colombiano y las multinacionales, como “bandas de extrema derecha” de surgimiento “espontáneo” “frente a las bandas de extrema izquierda”; cuando en realidad no hubo tal “surgimiento espontáneo en respuesta a”: el Paramilitarismo fue, y es, una herramienta del terror del Estado y las multinacionales (13) para asesinar sindicalistas, comunistas, ecologistas y todo aquel que reivindique los derechos económicos, sociales, ecológicos y culturales del pueblo de Colombia (14) . La Herramienta Paramilitar es coordinada por los militares, por los asesores USA y del Mossad; y en pago por su “labor” de asesinar comunistas y opositores, le han dado parte de la gestión del narcotráfico a algunos capos paramilitares: éstos comparten la gestión del narco con la oligarquía secular, bajo la supervisión de la CIA, que gestiona los dineros del narco a nivel internacional. La mayoría del dinero del narcotráfico termina en las plazas financieras de USA y UE, quedándose una parte sustancial en manos de la CIA para financiar sus operaciones encubiertas en toda América: golpes de Estado (el caso más reciente es el de Honduras), desestabilización y financiación de paramilitarismo contra el proceso de emancipación de Venezuela, paramilitarismo contra la resistencia en Honduras, reactivación de terror paramilitar en Perú (particularmente en las zonas de alto interés para las empresas mineras), paramilitarismo y terror en México (otro país clave), fomento de las Maras y otras estructuras destinadas a la desintegración social en Centro-América, coordinadas en Guatemala por las sanguinarias PAC de Ríos Montt, operaciones contra Cuba, etc.…
La Madres de Soacha han visto cómo sus hijos eran asesinados y sus cadáveres usados para los siniestros montajes militaro-mediáticos del Estado colombiano: conocidos como “falsos positivos”.
*****
·         Capitulo 7. Montajes mediáticos: Cómo ocultar un genocidio y sus causas en Colombia, y cómo inventarse disidentes en Cuba
Guerra mediática y sus insumos: miles de asesinatos perpetrados por el Estado colombiano, y Damas de Blanco caminando mientras los Damos ponen bombas…

La Madres de Soacha tienen las vidas atravesadas por los Montajes mediáticos. En los barrios periféricos donde viven, el Estado busca a sus víctimas para los “falsos positivos”. Los militares del ejército de Colombia secuestran niños y jóvenes pobres en barrios como Soacha, se los llevan, los asesinan y los presentan como “guerrilleros dados de baja en combate”. La ONU ya ha reconocido al menos 2000 casos de niños y jóvenes asesinados por el ejército colombiano para la fabricación de sus “falsos positivos”, y la cifra adelantada por las organizaciones de derechos humanos supera los 5000 asesinatos: y esto es sólo la punta del iceberg de lo que es una política estatal, determinada por la directiva presidencial 029, que incentiva estos crímenes mediante un perverso mecanismo de recompensas (15).
Los “falsos positivos” benefician al Estado pues este aduce que su política contra-insurgente arroja “resultados reales”. El disfrazar de guerrilleros a los civiles asesinados, le permite también al Estado asesinar sindicalistas, estudiantes, campesinos, y hacerlos pasar por “guerrilleros muertos en combate”. Colombia es el país más peligroso del mundo para ejercer el sindicalismo, y eso no parece “ameritar” ser noticia mundial. Miles de sindicalistas han sido asesinados y el genocidio sigue en medio del más absoluto silencio internacional que beneficia al Estado y su estructura militar-paramilitar.
La práctica de montajes de todo tipo es uno de los caballos de guerra más desarrollados del Estado colombiano. Es un Estado que practica incluso el auto-atentado (16), (17) con tal de provocar muertos para poder sustentar su guerra mediática, como ha sido corroborado por funcionarios del propio DAS, y recientemente incluso por documentos escritos del DAS: “Montajes (…) Sabotaje, Terrorismo: explosivos incendiarios servicios públicos, tecnológico (…)” (17). Entre los raptados por el ejército y sus paramilitares para posteriormente asesinarlos y disfrazarlos en sus “falsos positivos”, hay varios niños… Presentarlos como “guerrilleros muertos en combate” potencia la campaña de desprestigio contra la guerrilla que adelanta el Estado (documentos DAS) (17). El Estado es experto en fabricar “pruebas”, poco importa que eso implique asesinar.
En Colombia la guerra física y la guerra mediática adelantadas contra el pueblo por el gran capital, mediante las estructuras del Estado (militares y paramilitares), han llegado al paroxismo absoluto: se habla de “Guerra mediática y cadáveres útiles al Estado”
El Terrorismo de Estado en Colombia ha desaparecido a más de 200.000 personas (18), El Terror Estatal ha desplazado de sus tierras a más de 4,5 millones de personas (1), mediante sus militares y su Herramienta paramilitar, ofreciendo así las tierras vacías de habitantes y reivindicaciones a latifundistas y multinacionales. El régimen colombiano tiene más de 7.500 presos políticos encarcelados mediante montajes judiciales (4). 
*****
La Damas de Blanco tienen las vidas atravesadas por los montajes mediáticos: son financiadas por la mafia de Miami y la CIA, vinculada con Damos como Posada Carriles, responsable del atentado contra el avión de Cubana de Aviación en 1976, en el que murieron 73 personas (19). Estos grupúsculos son la minúscula y terrorífica base social mercenaria, que le ha causado a Cuba muchos muertos y lisiados, y que además adelantan permanentemente una campaña de mentiras contra la Isla. Esta minoría mercenaria es la que, a través de la lupa y deformación de los mass-media, se proyecta como multitudinaria. Los mass media adelantan la conquista de la opinión pública contra Cuba.   Las acciones de las Damas de Blanco sirven de sustento a los montajes mediáticos, ya que, a nivel mundial, cualquier caminata de las Damas de Blanco es sobre-mediatizada, con una lectura del asunto completamente descontextualizada, distorsionada y mentida… de un puñado de “Damas” los mass-media fabrican titulares como: “Pueblo cubano protesta contra la dictadura castrista”, y de una evacuación popular de las Damas de Blanco, los mass-media mundiales titulan “Los Castro revientan a golpes la protesta de las Damas de Blanco” (20). Todos los diarios del grupo español Vocento titulaban hace poco: “Castro se ensaña con la protesta pacífica”, y afirmaban que “la protesta pacífica “fue “desbaratada a golpes por la Policía cubana” (20). Los ejemplos de desinformación y mentiras, en los que se transforma a un puñado de asalariadas de Estados Unidos en “una multitud”, y  en los que se transforma a las mujeres policías cubanas (que curiosamente llevan tacones para “reprimir”) en agresivas fuerzas de represión abundan… Se impone la comparación entre lo que los mass-media nombran “la brutal represión” refiriéndose a la policía cubana, y las verdaderas represiones brutales que nunca tienen cabida para ser denunciadas por los mass-media… En México, Colombia, o Nigeria son con frecuencia asesinadas personas por la policía, que Sí reprime brutalmente las manifestaciones… Y sin salir de Europa: los policías anti-manifestaciones parecen más  Robocops que seres humanos (21).
José Manzaneda relata así la realidad de las marchas organizadas en Miami en contubernio con las realizadas por las Damas de Blanco en La Habana (22): “El pasado 25 de marzo, una marcha recorría las calles de Miami en favor de las llamadas Damas de Blanco, grupo de familiares de presos que cumplen condena en Cuba por colaboración con el gobierno de EEUU. La manifestación fue convocada por la cantante Gloria Estefan, quien pertenece a una de las familias que huyeron a Miami por sus vínculos con la dictadura de Fulgencio Batista, a cuya guardia personal perteneció su padre. El acto fue secundado por organizaciones que apoyan no sólo el bloqueo, sino la intervención militar en Cuba, y contó con la presencia de Posada Carriles, terrorista protegido por el gobierno de EEUU y autor confeso, entre otros muchos atentados, de la voladura de un avión de Cubana de Aviación en pleno vuelo en 1976, que causó 73 víctimas mortales. La persona que introdujo refugiado en EEUU a este criminal, en el interior de su propio yate, es Santiago Álvarez Fernández-Magriñá, uno de los financiadores de las Damas de Blanco, a través de la asociación que preside, Rescate Jurídico (23)
*****
·         Capitulo 8. el Drama silenciado y el Teatro vociferado
Las Madres De Soacha y sus  familiares han conocido de lleno el Terrorismo de Estado en Colombia por reclamar que sean condenados los asesinos de sus hijos, y que se castigue la criminalidad del Estado. Han sufrido la desaparición y asesinato de otros de sus hijos y familiares, amenazas por denunciar, han visto la liberación e impunidad para los militares autores materiales de los crímenes, así como la libertad e impunidad para los autores intelectuales de los crímenes (que ni siquiera fueron imputados)…   Las Madres de Soacha han sido criminalizadas, y muchas deben esconderse, ya que varios testigos y denunciantes en los casos de los “falsos positivos” han sido asesinados para asegurar la impunidad dentro del marco de una estrategia estatal (24). Si de su sufrimiento hay que hablar… la voz misma se quiebra de angustia ante el genocidio y la indiferencia internacional que se abate sobre el pueblo colombiano. El llanto largo e invisibilizado de las Madres de Soacha no goza de la solidaridad de “intelectuales y artistas” a nivel mundial. Los mass-media internacionales guardan silencio acerca de este drama.
Las Damas de Blanco y sus  familiares han conocido de lleno las embajadas de varios países europeos, cuyos funcionarios también atizan el odio contra Cuba y su sistema social. Ninguna Dama de Blanco ha sido desaparecida o asesinada. Si de su “sufrimiento” hay que hablar… tal vez han sufrido sus trajes de lino blanco por marchar en los calores habaneros… El perpetuo martilleo mediático de cualquier ademán de las Damas de Blanco goza de la solidaridad de “intelectuales y artistas” a nivel mundial. Los mass-media internacionales han hecho gran alboroto con esta farsa.
****
·         Capítulo 9. Dos realidades mentidas y ocultadas: Antípodas cuya comparación desvela la manipulación de los medios de comunicación
El que se haya descubierto en Colombia la mayor fosa común del continente americano, con 2000 cadáveres, producto de desapariciones y asesinatos de la Fuerza Omega del ejército, no es noticia mundial (25), cuando debería ser un escándalo mayúsculo, dada la dimensión del crimen, sólo comparable a las fosas nazis. Para buscar información acerca de este hecho dantesco hay que convertirse en un arqueólogo de los archivos, mientras que basta con teclear “Damas de Blanco”, y aparece toda la falsimedia contra Cuba, que, obviamente, también oculta a Cuba. Colombia y Cuba son dos realidades mentidas y ocultadas: la primera es la realidad del pueblo que mayor genocidio y dictadura conoce de todo el continente americano, y la segunda es la realidad del pueblo que goza de mayor respeto a los derechos humanos y mayor libertad de todo el continente americano, la realidad que le da al ser humano vitamina de esperanza… Pero la falsimedia muestra de Colombia un “Estado democrático”, ocultando de un plumazo a los 200.000 desaparecidos… y de Cuba muestra a “un Estado irrespetuoso de los derechos humanos”… ¡Qué cinismo macabro!

_______

NOTAS:

Se ha producido un error en este gadget.

fotos de 6 niños y jóvenes asesinados por el ejército colombiano para sus "falsos positivos"

fotos de 6 niños y jóvenes asesinados por el ejército colombiano para sus "falsos positivos"
Difunda esta imagen. Ya la ONU ha reconocido la cifra de al menos 2000 "falsos positivos"

Recent Posts

Diomedes Meneses Torturado: Urge solidaridad internacional activa

Se ha producido un error en este gadget.

Partes ya publicadas del dossier Colombia y sus miles de presos políticos silenciados

El dossier Colombia y sus miles de presos políticos silenciados abarca el contexto de intereses económicos y la represión política correlativa, los montajes judiciales, las condiciones de tortura a las que son sometidos los presos políticos, la invisibilización del drama y lo que su existencia pone de manifiesto. Cada parte ahonda en una temática, constituyendo a la vez un texto autónomo, y un capítulo del Dossier. Las partes ya publicadas del Dossier que consta de 7 partes en su totalidad, son:


Colombia: miles de presos políticos son el rostro de la empatía acribillada

Parte I del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados * Por Azalea Robles La cantidad alarmante de presos políticos pone de manifiesto una situación gravísima de represión contra el pensamiento...






Despojo, empobrecimiento y muerte para beneficio multinacional; la voz disidente es eliminada

Parte II del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados * Por Azalea Robles Es en el contexto de articulación entre el enriquecimiento de unos pocos y la represión contra las mayorías...






Secuestro carcelario, montajes judiciales, ‘cibercafés de la selva’ y persecución política allende las fronteras

Parte III del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados *Por Azalea Robles “Suenan las preguntas, chasquidos en los tímpanos oficiales. Se recuerdan los nombres...






Modelo represivo y alerta humanitaria por Hacinamiento carcelario en Colombia

Parte IV del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados *Por Azalea Robles Hay una utilización sistemática del aparato judicial y del sistema penitenciario como arma de guerra contra amplios sectores de la sociedad....


Tortura en cárceles colombianas: sistematismo e impunidad revelan una lógica de estado

Parte V del Dossier: Colombia y sus miles de presos políticos silenciados * Por Azalea Robles “Presos políticos lisiados, paralíticos, ciegos o enfermos son sometidos a la tortura diaria al ser situados en medio...






Parte VI Colombia: Tortura contra familiares de presos políticos es mensaje del terrorismo de Estado

Colombia: Tortura contra familiares de presos políticos es mensaje del terrorismo de Estado

En marzo- abril 2013, será publicada la

última Parte del Dossier, la Parte VII

Falsos Positivos, crimen de Estado

Falsos Positivos, crimen de Estado
clicKEA para ir

VIDEO recomendado de sección Paramilitarismo:Estrategia Estatal y Multinacional

Masacre de Trujillo: 342 personas torturadas desmembradas, y asesinadas por el Estado colombiano En la masacre de Trujillo torturaron y asesinaron los Militares y sus Narco-Paramilitares, las torturas fueron de una sevicia sin nombre, que buscaba inyectar parálisis por el terror en los sobrevivientes y conseguir un desplazamiento masivo de la población sobreviviente. Las masacres en Colombia han sido la manera que ha empleado la oligarquía para generar acumulación de capital en pocas manos... y las masacres continúan ahora, en el 2010, los militares siguen masacrando junto con la Herramienta Paramilitar del Estado y las multinacionales... la Herramienta Paramilitar ha solamente cambiado de nombres...

Dossier: Orígenes y evolución del Paramilitarismo

Dossier: Orígenes y evolución del Paramilitarismo: El segundo capítulo de El Dossier Paramilitar cuenta los orígenes y evolución del paramilitarismo, desde las voces del padre Javier Giraldo, del Cinep, y Federico Andreu, abogado de la Comisión Colombiana de Juristas. Hablan de las alianzas que han permitido la persistencia y fortalecimiento del fenómeno paramilitar, y de las directrices estadounidendes que se plasman en Manuales Militares. Así mismo, cuatro víctimas de masacres paramilitares ocurridas en distintas regiones de Colombia, relatan las atroces masacres perpetradas por el paramilitarismo. El paramilitarismo es herramienta del Gran Capital para provocar masivos desplazamientos poblacionales y "disuadir la reivindicación social" mediante la inyección del terror. Esta herramienta del terror actúa con la plena connivencia y logística estatal, y está planificada en manuales militares. Varias multinacionales también son financiadoras de la herramienta paramilitar.
Se ha producido un error en este gadget.